91 895 40 97 | thars@mudanzasajenjo.es

Traslado Pianos

Somos especialistas en traslado de pianos. Gracias a nuestra amplia trayectoria en el sector, nos hemos especializado en el traslado de pianos, uno de los elementos más delicados que puede haber en una mudanza. Confíe su piano a profesionales, porque éste necesita un cuidado especial.

Únicamente los poseedores de un piano son conscientes de que es algo más que un instrumento musical, por ello los tratamos con mimo y delicadeza, de forma que no se estropeen. Nuestros profesionales están especializados en movimiento y transporte de pianos, avalados por sus años de experiencia. En THARS, transportamos todo tipo de pianos, ya sean verticales o de cola, ayudados por todos los elementos necesarios para su transporte. Estos elementos son: fundas adaptadas, máquinas especiales, rampas para eliminar dificultades, camiones grúa y vehículos adaptados al transporte de pianos.

El traslado de pianos es una tarea que ha de ser realizada por profesionales, ya que son elementos muy delicados que pueden dañarse por cualquier circunstancia. No es recomendable intentar hacer la mudanza de un piano por nosotros mismos, ya que mover el piano es prácticamente un arte. Nos encargaremos de un minucioso embalaje, así como de introducirlo en cajones especiales para su correcto transporte. Además, hay que tener en cuenta que la empresa elegida nos ofrezca garantías, así como un seguro que cubra el piano en caso de desperfectos.

En THARS conocemos todos los pormenores que pueden surgir en el traslado de pianos, por ello, confiarnos su instrumento será siempre una decisión acertada, ya que somos tan conscientes como usted de que necesita un cuidado especial. Como paso previo a la mudanza del piano, los especialistas comprobarán la accesibilidad al instrumento y la complejidad del terreno por el que tienen que pasar, de este modo determinarán los instrumentos necesarios y los pasos a seguir. Durante el traslado de su piano, lo cuidaremos con todo nuestro empeño para que quede completamente satisfecho y para que su instrumento no sufra ningún daño.